Dehesa Grande en la Feria Aquitanima

May 23, 2017



La Diputación de Salamanca cada año organiza una visita a la Feria Aquitanima, en Burdeos. Este año se ha celebrado del 20 al 22 de mayo y hemos ido desde Salamanca alrededor de 35 personas, fundamentalmente ganaderos de la zona que van por medio de las asociaciones a las que pertenecen. Por Dehesa Grande hemos ido Alejandro Lastras Gutiérrez y yo, Fernando Vicente Páramo.



El fin de la consecución de la visita era tratar de abrir la visión de la ganadería más allá de la forma de producción que se conoce en nuestra zona, desplazándose hasta la cuna de razas en pleno auge en España como son la Blonda de Aquitania y la Limousin. De este modo se acerca al ganadero la posibilidad de ver in-situ los métodos de producción, los sistemas de explotación, el control genético, etc, de las explotaciones líderes de aquellas razas que, cada día más, demanda el sector ganadero español.


 
Durante la visita al recinto se pudieron observar de primera mano los métodos de manejo y selección genética empleados desde hace décadas sobre las razas punteras en producción cárnica, y a su vez apreciar los resultados obtenidos tras todo este trabajo con la presentación de los mejores ejemplares de las ganaderías asistentes a la feria.


 
La programación del viaje finalizó con la visita a una explotación familiar tipo situada en pleno País Vasco Francés. De mano del ganadero se dio a conocer a pie de campo el día a día de una explotación de Blonda de Aquitania, presentándose las instalaciones, el ganado y las parcelas en las que se lleva a cabo la actividad. Sorprendían a los visitantes las altas producciones herbáceas del terreno a lo largo de prácticamente todo el año y la gran calidad de los animales. La conjugación de ambos factores hacen posible una alta rentabilidad de la producción, ya que el principal gasto en una explotación de vacuno, tal como se concibe en España es la alimentación, y en este caso, se ve reducido al máximo ya que, al extraer producciones herbáceas tan altas, no es necesario prácticamente suplementar en todo el año la alimentación del ganado. 


                                                                                                                                                                                                                                                               Fernando Vicente Páramo, técnico de Dehesa Grande